¿QUÉ ES UNA STARTUP?

Una «startup» es una empresa de nueva creación que comercializa productos y/o servicios a través del uso intensivo de las TIC’s con un modelo de negocio escalable, el cual le permite un crecimiento rápido y sostenido en el tiempo. Este fuerte componente tecnológico les permite poder escalar su negocio de forma ágil y rápida y con una necesidad de capital inferior a las empresas tradicionales.

Contacto

¿QUIERES EMPRENDER PERO NO SABES COMO COMENZAR?

  • Descubre todo lo que necesitas para crear tu propia Startup.

  • Genera impacto global creciendo desde Internet.

  • Aprende de la experiencia de diversos emprendedores.

Contacto

VENTAJAS DE TENER UNA STARTUP

  • Tienen muchas posibilidades de expansión en comparación con otro tipo de empresas debido a la intensa utilización de TIC’s. Estas te permiten reducir costes operativos y llegar a un público mayor, realizando una menor inversión.
  • La previsión de poder generar beneficios en un espacio de tiempo relativamente corto anima a los inversores privados, caracterizados en la figura de los business, a actuar grandes aportaciones de capital e incluso personal para apoyar el crecimiento de la empresa.
  • Existen las denominadas incubadoras de startups, que ayudan a los emprendedores en su fase de creación. Así mismo, las aceleradoras de startups ayudan a estas empresas una vez creadas a crecer más rápidamente.
  • Alguna startup desarrollan su actividad incluso sin necesidad de tener un espacio físico, puesto que cada trabajador puede trabajar en remoto. En muchos casos, tampoco requieren gran cantidad de personal.
  • Esta clase de compañías fomenta el trabajo en equipo y la creatividad, con el fin de poder desarrollar ideas innovadoras.
  • Generalmente, los integrantes de una empresa emergente son jóvenes, aunque también se cuenta con la participación de personas con mayor experiencia independientemente de su edad.

9 PASOS PARA HACER TU INICIO

1.-DEFINE LA DIFERENCIA

Necesitas tener bien definido de que manera tu producto es distinto al de tus competidores.

Por ejemplo, imaginemos que tu sueño involucra crear una nueva red social que te permita hacer colecciones visuales.

2.-BUSCA EL PROBLEMA, NECESIDAD O DESEO QUE RESUELVE TU IDEA.

 ¿Acortará el tiempo que se necesita para hacer algo? ¿Puede hacer algo más emocionante o funcional? Si tu producto o servicio no se dirige a un problema, necesidad o deseo identificable, no lograrás que las personas se emocionen por él.

3.-USA PALABRAS CLARAS Y PODEROSAS

No hay tiempo para decir, “Es algo como…” Busca las palabras exactas y evita la paja. Enfócate en crear una descripción que pueda encender la imaginación (de tus clientes e inversionistas potenciales).

4.-HAZ TU TAREA

¿Eres el primero con esta idea o tendrás competencia? Investiga en Internet, asiste a conferencias de tu industria, habla con expertos y busca mentores. Haz esta tarea ahora mismo. No quieres descubrir que alguien más lo hizo primero una vez que invertiste tu tiempo y dinero en ello.

5.-HAZ NUEVAMENTE TU TAREA 

 Incluso si nadie más tiene tu misma idea, alguien podría tener otro plan para solucionar el mismo problema que tu idea resuelve. Investiga negocios que pudieran usurparte a tu cliente potencial. Esto puedes hacerlo determinando y analizando tu competencia.

6.-DEFINE TU BASE DE CLIENTES.

Si dices que “todos”, están siendo flojos y te estás engañando a ti mismo. ¿Las personas te elegirán en lugar de otra marca, o sentirán que es una nueva forma de gastar su dinero? ¿Los consumidores realmente querrán lo que ofreces, o requieres educarlos para convencerlos?

7.- DETERMINA TUS REQUERIMIENTOS DE RECURSOS

¿Qué necesitas para iniciar? ¿Puedes construirlo en tu sótano usando herramientas y materiales estándares? ¿Puedes manejar solo la startup o necesitas incluir a alguien en tu equipo? De ser así, ¿qué tipo de equipo necesitas? ¿Cuánto dinero hace falta para despegar tu idea? Este no es un proceso rápido. Espera emplear buena parte de tu tiempo en investigar, buscar proveedores y hablar con expertos de la industria.

8.-CONSTRUYE UN PROTOTIPO 

Sí, esto es crítico con un producto, pero también es importante si ofreces un servicio. Si estás creando un servicio, tu prototipo puede ser un mapa de procesos que detalle al consumidor los puntos de contacto. Un prototipo físico debe funcionar e incluir una explicación clara de los requerimientos de funcionalidad y producción. Si no puedes construir un prototipo real, al menos diseñarlo en computadora.

9.-HAZ LAS CUENTAS.

Ningún plan está completo sin un análisis financiero. Esto incluye una proyección realista y convincente, así como los costos que lo acompañan. Debes poder detallar el punto de equilibrio y las ganancias futuras.

Contáctanos

Llena este formulario y en breve te contactaremos para ayudarte.

    [dynamictext* Asunto "CF7_get_post_var key='title'"]