Los mejores hábitos para ser un asesor inmobiliario de éxito.

Cuando formamos parte del gran engranaje que es el mercado inmobiliario, como asesores a veces nos llegamos a cuestionar y debido a diversas situaciones sobre cómo ser mejores en lo que hacemos o como obtener mejores resultados y de una manera casi inmediata.

Lamento decirte que no existe aún una fórmula infalible para poder ser un asesor exitoso, y que este demostrado que siguiendo pasos específicos se vaya a poder obtener un desarrollo profesional que te lleve a la cima del éxito profesional inmobiliario. No hay una serie de eventos específicos que nos lleven a adquirir una experiencia en el ramo de la noche a la mañana (por más que así lo soñemos). Pero lo que si hay es una serie de consejos y tips que te pueden ayudar a dar tu máximo esfuerzo y formar parte de los asesores inmobiliarios profesionales.

A continuación, te contaré algunos de los hábitos más esenciales que debes tener para ser un asesor inmobiliario de éxito.

SE ATENTO: Como bien dice aquel viejo dicho, ¨El diablo se oculta en los detalles¨ esto es demasiado valioso para el asesor inmobiliario, ya que es necesario mantenerse centrado en los pequeños detalles, momentos y situaciones que pueden hacer que todo sea diferente. Desde que nos damos cuenta de la existencia de una propiedad, para valorar la opción, hasta que nos la muestran opción, hasta que nos la muestran para poder posteriormente mostrarla. Tenemos que ser muy detallistas en la cuestión de los espacios, características o demás puntos que puedan ser de utilidad para lograr una venta a futuro. Cuidar la estética de un lugar es mejor que presentar una propiedad con detalles que por falta de atención no se pudieron resolver y que pueden influir directamente en la negociación o en ocasiones incluso en el precio. Aunado a este punto el ser atento con los clientes y entender lo que quieren comunicar es muy vital, además de dar a entender nuestros puntos o argumentos sin perder de vista lo que el cliente está buscando, siempre va a ser muy valorado y apreciado.

MANTENTE ACTUALIZADO: Con el dominio actual de la globalización en nuestras vidas es indispensable para cualquier profesionista acercarse a las herramientas de comunicación que tenemos y que día a día van facilitando nuestras labores, esto, claro, si logramos conocerlas y hacer de ellas un aliado en nuestro modelo de ventas. El uso de redes sociales como whatsapp o Messenger, han facilitado una comunicación más rápida y aunque sacrificando un poco la forma de tratar al cliente face to face, nos permite obtener respuestas de manera mas inmediata y oportuna. Para nadie es un secreto que los asesores que se mantienen a la vanguardia en el uso de herramientas tecnológicas pueden obtener resultados mas rápidos que aquellas personas que no las usan, o que se niegan a incorporarlas en su modelo de trabajo. Tener un perfil social en Facebook o instagram que actúe de manera profesional nos permite abrir muchos posibles canales de venta y conocer personas que están en búsqueda de nuestros servicios y tener una página web donde mostremos nuestras propiedades, en la actualidad nos pueden brindar mejores resultados que las recomendaciones boca a boca o las formas tradicionales de prospectar clientes. Por eso en la medida que te sea posible busca la manera de  mejorar tus habilidades tecnológicas o incluso si no te sientes competente para aprender o ¨mantenerte al corriente¨ con todo lo tecnológico, acude a una agencia de publicidad digital o marketing que te pueda ayudar a construir los proyectos que tengas en mente o te den ideas para que puedas integrarte a la nueva era digital.

SE OPTIMISTA: Si bien no hay un orden jerárquico para determinar la importancia de estos consejos, si la hubiera podríamos decir que este consejo debería estar entre los primeros de la lista. El optimismo no solo es una cualidad propia de un asesor inmobiliario a tener y mantener, sino de cualquier persona, pero te podemos asegurar algo; en el ámbito inmobiliario seguro necesitaras de mucho optimismo y no solo para ti, sino para tus clientes y compradores. ¡Vaya que si¡

Las ventas de propiedades en ocasiones suelen ser tardadas, y hay ocasiones en que no todo sale como lo pensamos o planeamos originalmente y esto se debe a que las situaciones que moldean una transacción inmobiliaria pueden ser impredecibles en cierta manera y quedar fuera de nuestro control. Me he topado con situaciones en las que todo está listo para ser una operación tranquila y sin sorpresas y de pronto un pequeño detalle vuelca todo patas arriba y nos deja en posiciones vulnerables o de desconfianza total. Esto junto con las malas rachas o sequias que a veces pueden extenderse en el rubro por incluso algo más que un par de meses; clientes que se vuelven un dolor de cabeza o tramites que se alargan más de lo necesario, entre muchas otras cosas más, nos hacen a veces dudar sobre nosotros mismos y sobre si lo que hacemos lo estamos haciendo de la manera adecuada, y ahí es donde entra el optimismo y su compañera, la confianza. Para poder seguir creyendo y manteniendo el espíritu de lucha y trabajo, tenemos que agarrarnos de nuestras profundas convicciones y valores para saber que solo son malos momentos propios de cualquier otra profesión y que tarde o temprano el panorama se abrirá para nosotros.

Así es que si estás leyendo esto porque te sientes desanimado y crees que lo estás haciendo mal todo, déjame decirte que estas en una situación de la que saldrás adelante y lo único que queda en ti por seguir haciendo es tratar de alcanzar la excelencia y probablemente siguiendo los tips y consejos relatados en este artículo o en su caso continuando haciéndolo así, si es que ya conocías esta información, solo podemos adelantarte algo: ¡Vas por buen camino ¡

Vamos a cerrar esta primera parte con el siguiente hábito:

MANTEN ACTIVAS TUS HABILIDADES DE COMUNICACIÓN: Es bien sabido que las personas que son más sociables son las que mejores resultados pueden dar cuando de relaciones sociales se tratas; y también es bien sabido que las relaciones sociales nos permiten muchas oportunidades comerciales, así es que las habilidades de comunicación van de la mano para poder obtener buenos resultados al momento de relacionarte. Si en tu caso te es difícil comunicarte por timidez, o cuestiones de personalidad, etc. Pero te gusta el sector inmobiliario. Lo que puedes hacer es tomar cursos para mejorar tu dicción, tu oratoria o tus capacidades de relacionarte de manera personal o interpersonal. Ya sea con cursos de manejo de situaciones, o control de nervios; dependiendo de cuál sea tu caso, identifica tu debilidad comunicacional y ponte manos a la obra en la mejora de este punto, y verás que poco a poco el panorama se abre ante ti y las oportunidades empiezan a fluir de mejor manera.

No olvides seguirnos y esperar una segunda parte donde terminaremos de mencionar los consejos y hábitos a seguir para ser un asesor inmobiliario de éxito.